Jamón Ibérico, la Joya de la Corona

El jamón ibérico es la carne curada más cara y famosa de España. La historia sobre cómo se crían en las dehesas y de cómo se alimentan con bellotas es extraordinaria. También es bastante llamativo saber que el proceso de curación lleva varios años hasta que se puede degustar y vender el producto.

El jamón ibérico cuenta con una historia detrás que destaca por ser única y excelente.

Este es un producto que tienes que probar, al menos, una vez en tu vida para experimentar su sabor, su riqueza e intensidad. Lo bueno es que puedes comprar la pieza completa con o sin hueso, normal o de bellota, loncheado…

Hay varias opciones para ti. ¡Echa un vistazo y pruébalas!

 

PINCHA SOBRE EL JAMÓN QUE MÁS TE APETEZCA


 

JAMÓN IBÉRICO DE CEBO 50% – CESAR NIETO

cesar nieto 50 iberico cebo 200x300 - Jamón Ibérico


 

JAMÓN IBÉRICO DE CEBO 50% – VEGA TORMES

vega tormes 50 iberico cebo 200x300 - Jamón Ibérico

 


 

JAMÓN IBÉRICO DE CEBO 50% – SABAS JAMONES

sabas jamones 50 iberico cebo 160x300 - Jamón Ibérico


 

JAMÓN IBÉRICO DE CEBO 50% – AIRE SANO

aire sano 50 iberico cebo 104x300 - Jamón Ibérico

 


 

JAMÓN IBÉRICO DE CEBO DE CAMPO 50% – BERÍDICO

beridico 50 iberico cebo campo 300x228 - Jamón Ibérico

 


 

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA 100% PUREZA – 5J

jamon bellota 5j 300x300 - Jamón Ibérico

 


 

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA 100% PUREZA – EXTREM

jamon bellota 100 extrem 300x232 - Jamón Ibérico

 


 

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA – EL COTO

jamon bellota el coto 300x300 - Jamón Ibérico

 


 

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA 50% PUREZA – CESAR NIETO

jamon bellota 50 cesar nieto 190x300 - Jamón Ibérico


 

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA 100% PUREZA – BEHER

jamon bellota 100 beher 93x300 - Jamón Ibérico


 

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA 100% PUREZA CON FUNDA – 5J

jamon bellota 100 5j funda 104x300 - Jamón Ibérico

 


 

¿Dónde Empezó su Historia?

Se sabe que durante el Imperio Romano es cuando la gente de lo que hoy conocemos como España empezó a producir jamón curado correctamente. Al igual que sucedía con muchas otras carnes, la mejor manera de conservarlas era al salarlas y dejarlas secar. Hace 2000 años era común curar el animal entero, en este caso hablamos de un cerdo. Sin embargo, eran las patas del animal una de las partes más demandadas. Estas patas curadas normalmente acababan en la mesa de la gente más rica y poderosa de la sociedad de la época.

Posiblemente el proceso de curación no era tan perfecto como lo es actualmente, pero se las arreglaban bastante bien para conseguir una carne deshidratada, rica y comestible. Esta manera de conservar la comida con sal hizo que resultara relativamente fácil para aquella gente sobrevivir al invierno y a aquellas épocas en las que la escasez de la comida era el día a día.

 

Evolución de Esta Delicia

Tiempo después, durante la Edad Media y gracias a la Iglesia y al trabajo de numerosos monasterios, esta técnica centenaria para conservar el jamón y otras carnes pudo conservarse hasta la época actual. Al igual que sucedió con la mayor parte del conocimiento, si los monjes no hubieran guardado esta información, no podríamos disfrutar de este maravilloso bocado hoy en día.

Tras la Edad Media y una vez que mucha gente pudo acceder a este conocimiento, los españoles continuaron con la curación de jamones de cerdo blanco. No fue hasta finales del siglo XIX y principios del XX cuando la gente se decidió a probar este proceso con otro tipo de cerdo. En este caso se trataba de un cerdo salvaje que era fácil de encontrar en las zonas occidentales del país, donde las encinas crecían en grandes bosques. Este cerdo salvaje es lo que hoy conocemos como Cerdo Ibérico.

Tal y como puede comprobar con esta breve explicación, la tradición tiene un fuerte peso en la producción del Jamón Ibérico. Sin el conocimiento adquirido durante más de 2000 años, habría sido imposible crear una delicia así.